01.06.2017
El conflicto en Yemen está teniendo un impacto directo en la salud de la población. Para finales de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó alrededor de 50,000 casos de cólera en el país.
 
El conflicto ha dejado un sistema de salud debilitado, bajos niveles de higiene y poca agua potable, exacerbando un brote de cólera entre la población de Yemen, que está teniendo cada vez más dificultades para llegar a tiempo a las instalaciones sanitarias. El brote se está propagando a comunidades más remotas y pobres, cuyas poblaciones tienen que realizar viajes más largos para llegar a los centros sanitarios y tienen menos dinero para transportarse. 
 
Se prevé que el número de casos será mucho mayor que el del brote anterior. Se registraron 23,506 casos sospechosos entre octubre de 2016 y el 21 de marzo de 2017, en comparación con más de 50,000 casos que se registraron del 22 de marzo al 29 de mayo. 
 
Además, los casos de cólera ahora se están reportando en 19 de las 22 gobernaciones, cuando anteriormente sólo llegaba a 15 de éstas. 
 

La respuesta de MSF

 
Desde el 30 de marzo, hemos atendido a más de 12,181 a lo largo de siete gobernaciones (Amran, Hajja, Al-Dhale, Hodaidah, Ibb, Taiz y Sana’a). También brindamos apoyo al Ministerio de Salud Pública y Población, por medio de donaciones y brindando entrenamiento para el personal sobre cómo responder al cólera. 
 
Debido al rápido crecimiento del número de casos, seguimos ampliando la capacidad de algunos de nuestros Centros de Tratamiento de Cólera (CTC). Esto implica la apertura de nuevos centros, evaluar sus necesidades y apoyarlos a través de donaciones. 
 
Y, después de atender a los pacientes, el siguiente paso es enfocarse en las actividades de concientización. En Yemen, muchos hogares tienen pozos individuales, que hacen de la detección de fuentes de agua contaminada un proceso muy largo. Nos enfocaremos en clorar estos pozos, y en impulsar la promoción de la higiene en las áreas de difícil alcance. 
 
La cloración del agua realizada por UNICEF en todos los camiones cisterna de Sana’a, la capital de Yemen, ha sido un paso importante para estabilizar el brote de cólera. Los actores humanitarios deben multiplicar esfuerzos similares a lo largo de las gobernaciones afectadas.
 

LEER MÁS

 

Yemen: el brote de cólera amenaza con salirse de control

 

Entradas relacionadas