24.07.2017
Atenas, 24 de Julio de 2017. La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) publica hoy un nuevo reporte que destaca el drástico deterioro en los cuidados y la protección de las personas vulnerables en Lesbos que han huido de la violencia y la guerra de sus lugares de origen: Siria, Irak, Afganistán y otros.
 
“Las personas vulnerables están cayendo en el olvido, no están siendo registradas ni atendidas adecuadamente”, dice la jefa de misión MSF, Emille Rouvroy.
 
En el reporte Un deterioro dramático para los solicitantes de asilo en Lesbos -basado en información médica y en testimonios de pacientes de MSF- se describen los drásticos recortes en previsión de salud en la isla, que también están acompañados por reducciones en la asistencia legal, el cierre de refugios y otros servicios esenciales.
 
“Entre abril y junio de 2017, la cantidad de personas en la isla se cuadruplicó mientras que la capacidad de los actores médicos para identificar personas vulnerables se redujo dramáticamente”, dice Rouvroy. MSF está pidiendo la ampliación de la atención médica en las islas.
 
La información revela la verdadera vulnerabilidad de los solicitantes de asilo en Lesbos –con el 80% de las evaluaciones en salud mental con diagnóstico de caso severo, de acuerdo con MSF. Dos terceras partes de los pacientes de salud mental de la organización médica fueron víctimas de la violencia antes de llegar a Grecia, una quinta parte ha sido torturada; y aproximadamente la mitad de las mujeres atendidas por el ginecólogo de MSF han sido víctimas de violencia sexual.
 
Los recién llegados están asentados en el campo de Moria, en Lesbos, sufriendo altas temperaturas. Están desatendidos, y viven en un ambiente de alta tensión con violencia esporádica. “Las difíciles y hacinadas condiciones de vida, el complicado sistema legal, y un profundo sufrimiento médico generado por profundas pérdidas constantes del hogar, la familia, los amigos, sumada la violencia que muchos de ellos han sufrido durante el viaje”, dice Louise Roland-Gosselin, responsable de incidencia de MSF y quien analiza la información del Proyecto. “Las alarmas están sonando”
 
Puedes leer y descargar el informe completo -en inglés- aquí.

Entradas relacionadas