06.10.2017
Médicos Sin Fronteras (MSF) ahora tiene una clínica móvil adicional, extendiendo así su alcance a las poblaciones incapaces de acceder a la atención médica en la parte sur de la provincia Donetsk Oblast, en el este de Ucrania.
 
Con esta nueva adición, MSF ahora gestiona cuatro clínicas móviles en el este de Ucrania, mismas que funcionan fuera de las bases que la organización tiene en Mariupol y Kurakhove. Las clínicas visitan regularmente 22 localidades y, además, en otras tres localidades ofrece sólo apoyo psicológico. 
 
Una clínica móvil se conforma de un médico, una enfermera y un psicólogo que viajan para proporcionar atención médica primaria y apoyo psicológico a las personas más necesitadas. La nueva clínica móvil visita cinco lugares cerca de la línea de frente en los territorios Ucranianos controlados por el gobierno: Orlivske, Stepanivka, Starohnativka, Berdianske y Pavlopil.
 
Como nos encontramos con un gran número de pacientes en algunas localidades, decidimos aumentar la frecuencia de las clínicas móviles en algunas de ellas para asegurarnos de ver a la mayor cantidad de pacientes posible,” dice Myriam Berry, coordinadora de terreno de MSF en la región. “Además, en los pueblos grandes como Starohnativka evaluamos las necesidades de apoyo médico y psicológico para analizar la posibilidad de tener más clínicas móviles. Así que conseguimos otro equipo para poder lidiar con este incremento de actividades.”
 
El personal de MSF visita localidades en las que no hay acceso a la atención médica porque los trabajadores sanitarios se han ido debido a la peligrosa cercanía del actual conflicto, o en las que el acceso a la atención médica ha sido interrumpido debido a la escasez de transporte público o porque las carreteras han sido bloqueadas.
 
La mayoría de los pacientes atendidos por las clínicas móviles de MSF son mujeres mayores de 50 años con padecimientos crónicos como enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes. Las clínicas móviles también brindan ayuda a un gran número de personas internamente desplazadas, especialmente provenientes del pueblo de Shyrokyne, en donde los habitantes fueron evacuados de sus hogares en 2015.
 
Los psicólogos de MSF realizan sesiones de individuales y grupales de asesoramiento, además de actividades de concientización sobre la salud mental, en las que los psicólogos explican la relación entre la salud física y mental y además ofrecen técnicas de afrontamiento a las personas que viven en las áreas en conflicto. 
 
MSF trabaja en Volnovakha y en la zona de separación en Mariupol y Khurakhove desde marzo de 2015. Las clínicas operan en escuelas abandonadas, casas o instalaciones médicas existentes. 
 

Entradas relacionadas